Cambios en la estructura del blog

Atendiendo a algunas sugerencias, hemos procedido a realizar ciertos cambios mínimos en la estructura de nuestro blog que esperamos redunden en una mayor claridad y más sencilla lectura del mismo. Así, en la página de “inicio”, de los artículos de mayor longitud, que por su propia naturaleza tienden a ser los categorizados en “opinión” e “información” (la categoría en la que se encuentra incardinado cada artículo se muestra al pie del mismo, a continuación de la divisa “publicado en”), aparecerán únicamente las primeras líneas y, acto seguido, una leyenda que rezará “sigue leyendo”; al hacer clic con el botón primario del ratón sobre la susodicha leyenda se podrá leer el artículo al completo. La página principal mostrará en toda su extensión únicamente entradas informativas de no excesiva amplitud sobre acontecimientos, cursos o temas de interés general, de manera que los visitantes que no se sientan atraídos por otras entradas más específicas no hayan de descender un largo trecho hasta localizar lo que de verdad andan buscando. Y los que quieran leer estos artículos bastará con que sigan el procedimiento antes descrito. De ese modo, confiamos en lograr una más fácil y satisfactoria navegación a través de esta bitácora.

Por otra parte, queremos de nuevo hacer hincapié en que los antes citados artículos de “opinión” (y, hasta cierta medida, los de “información”) manifiestan nada más, como el propio término indica, el PARECER PERSONAL de quien los firma, y ni mucho menos intentan pontificar ni sentar cátedra sobre ninguna materia en absoluto. Como también se publicó, no tienen por qué reflejar los pensamientos o criterios del resto de los instructores de la Asociación o de la propia Asociación en sí, sino, no nos cansaremos de reiterarlo, exclusivamente los de su autor. Huelga por consiguiente proclamar que cualquier lector puede estar de acuerdo con tales escritos, resultarle indiferentes o albergar un sentir rotundo y manifiesto en contra de lo allí expresado, pues, como bien apunta el refranero popular, para gustos se hicieron los colores. No obstante, por muy enojosa que nos resulte la lectura de opiniones ajenas en extremo a las nuestras, recordemos que todas las posturas son igualmente dignas, respetables y tienen pleno derecho a ser públicamente manifestadas. Citando a Voltaire, “no estoy en absoluto de acuerdo con lo que dice, pero daría mi vida por defender su derecho a decirlo”. Un afectuoso saludo a todo el mundo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s