Historia

El Sistema Warriors Eskrima

por

Francisco J. Gómez

Francisco J. Gómez

El sistema Warriors Eskrima fue fundado en las Filipinas, y su nombre surgió en la misma forma que muchos de los sistemas allí en las islas, es decir, fortuitamente, como por ejemplo Balintawak, estilo al que se llamó así porque Venancio Bacon, su fundador, creo un club en la calle Balintawak, en Cebú. El club se llamaba Self Defence Club, pero la gente comenzó a llamarlo el Club de Balintawak y por ende se le llamó así también al estilo que Bacon enseñaba. Por lo tanto no fue su fundador el que eligió el nombre sino aquellos que lo aprendían. Algo así paso con el sistema Warriors, su fundador, Abner Pasa, comenzó a dar clases a una serie de personas que se reunían los fines de semana para entrenar, estos alumnos urgían al Gran Maestro Abner Pasa para que le diera un nombre a aquellas técnicas que estaban practicando, pero Abner, como tantos otros maestros filipinos, no se sentía en la necesidad de darle un nombre a aquello para diferenciarlo de otros, de manera que como ellos mismos se denominaban Weekend Warriors, llamaron al estilo la eskrima de los guerreros, es decir Warriors Eskrima, y el uso al final dio nombre al sistema.

Como ya hemos visto, los nombres de los sistemas en Filipinas no son muy elaborados, la mayoría toman el nombre del club en el que fueron creados, como Doce Pares, o por alguna característica especial del sistema como Largo Mano, que era el sistema de Eulogio Cañete, primer Presidente del Club Doce Pares, y del que Abner Pasa es heredero de su sistema. Otros toman el nombre de la familia como el sistema Ilustrísimo, o son una contracción de sus nombres como Vicar Arnis, el sistema del Gran Maestro Vicente “Inting” Carin, (Vicar; Vi=Vicente, Car= Carin). El hecho es que el nombre del sistema Warriors surgió de manera fortuita, pero como mi amigo y compañero Lázaro Talaya, me señalaba hace muy poco, la forma inesperada de la denominación del estilo más tarde se convirtió en un símbolo importante, porque en realidad hace honor a aquellos maestros filipinos que en realidad fueron guerreros, que es el verdadero origen del arte y el porqué en realidad surgieron las artes marciales filipinas. El nombre de Warriors Eskrima es un tributo a aquellos hombres a los que se debe que las técnicas guerreras empleadas antaño hoy sean un arte y en ellas permanezca el espíritu guerrero de entonces que las hizo sobrevivir.

No sé exactamente por qué en las artes marciales filipinas, se da tan poca importancia al nombre, quizá porque lo que verdaderamente importa son los conceptos que se enseñan, o porque los estilos no suelen durar mucho ya que afortunadamente, el estudiante tiene libertad para dar su propia visión del arte, y termina fundando su propio sistema, es el caso de los hermanos Cañete, de los que comúnmente se piensa que su estilo es el Doce Pares, pero sin embargo éste es el nombre del club. Eulogio Cañete y su hermano Filemón aprendieron de Lorenzo y Teodoro Saavedra, Eulogio llamó a su sistema Largo Mano y Filemón, San Miguel; Cacoy Cañete aprendió de su hermano Filemón y denominó a su estilo Corto, y más tarde Eskrido cuando lo mezcló con Judo y Aikido. Vicente Carin aprendió de Filemón Cañete, así como de su propio tío Ponsing Ibáñez, y creó su estilo, Vicar Arnis. Gerardo Alquezar denominó a su estilo Excalibur System, nombre que fue tomado del Club que él mismo fundara junto con Abner Pasa y Diony Cañete entre otros, Gerardo Alquezar era alumno de Félix Candawan, estudiante éste a su vez de Filemón Cañete. Con todo esto quiero decir que los estilos no son seguidos con fidelidad de una generación a otra sino que el estudiante que afortunadamente tiene acceso a aprender de muchos maestros a la larga tiene que ofrecer su propia visión del arte, y este es el caso del fundador del sistema Warriors que ha entrenado con tal cantidad de maestros, que realmente impresiona, por citar a unos pocos nombraré a:

Eulogio “Yoling” Cañete, del cual es el heredero de su sistema y que fue el primero en nombrarle Gran Maestro.

Filemón “Momoy” Cañete, San Miguel Eskrima.

Vicente “Inting” Carin, Vicar Arnis, también le nombró Gran Maestro, al igual que Fortunato “Atong” García, del sistema Yaming Arnis.

Estanislao “Tanny” del Campo, uno de los mejores boxeadores de la historia de Filipinas, cuyos combates con el gran mito del boxeo filipino Flash Elorde, fueron épicos.

Gerardo Alquezar, Excalibur System, que fue el primero en darle el certificado de Instructor.

Liborio Heyrosa, Balintawak System.

Teófilo Vélez, Balintawak System.

Otros maestros de los que sacó grandes conceptos sobre el sparring son Ompad, Bill Malignon, Dikoy, Kayong, Orvill, Winnie de la Rosa.

Estos son algunos de los maestros que han contribuido al desarrollo personal del Gran Maestro Abner Pasa y me estoy dejando a muchos otros en el tintero.

El sistema llegó a Europa de la mano de Pangulong Guro Krishna Godhania, el palmarés de este hombre es no menos impresionante, puesto que aparte de Abner Pasa que le dio el grado de Pangulong, lo cual quiere decir maestro de maestros, Krishna ha entrenado con Fortunato García, Vicente Carín, Liborio Heyrosa, Ernesto Berdin, Armand Tanique, Winnie de la Rosa, Tanny del Campo, Tatang Ilustrísimo y Romie Macapagal, entre muchos otros. Es un hombre que ha recorrido las Filipinas entrenando con distintos maestros, y que ha entrenado incluso en Mindanao, donde de todos es sabido que cualquier extranjero en esta parte de Filipinas corre un serio peligro.

Los conocimientos de Krishna Godhania son realmente espectaculares y su habilidad hace honor a su sabiduría. A finales del año pasado Krishna estuvo en Filipinas, a requerimiento de su maestro Abner Pasa, para entrenar con los antiguos maestros, con los ancianos que estaban o están a punto de morir, aquellos con los que muy pocos no filipinos han entrenado y que son poseedores de un antiguo conocimiento producto de la experiencia obtenida en un tiempo que ya no va a volverse a repetir y que se llevarán a la tumba. Al menos él pudo percibir de sus propias manos ese antiguo saber.

Krishna ha organizado el trabajo, que por supuesto en Filipinas se imparte totalmente desorganizado, él ha creado una estructura para llevar al estudiante desde las técnicas más básicas a las más elevadas, pasando por multitud de ejercicios para desarrollar habilidad y por diversos ejercicios de aplicación directa en combate, el cual es muy importante en este sistema, de hecho la sexta fase, aquella valedera para conseguir el certificado de Instructor (Apprentice Instructor) es toda de pelea, el estudiante tiene que demostrar que todas aquellas técnicas que ha aprendido en las fases previas es capaz de ponerlas en práctica en el sparring.

Los exámenes, sobre todo el de Instructor, son muy duros, pero esto da cierta seguridad al estudiante porque sabe que ha tenido que esforzarse mucho para conseguirlo y tiene el grado que se merece. Esto es muy importante porque, a diferencia de la práctica cotidiana, entrenar para un examen significa que todos los detalles deben estar pulidos y todo ha de realizarse correctamente.

En España el trabajo se está llevando a cabo dirigido por los Instructores Lázaro Talaya y Francisco J. Gómez, con las directrices marcadas por Guro Krishna Godhania. Se están creando grupos, se imparten clases semanales y cursillos periódicos, para los que viven en localidades más lejanas se están editando vídeos por niveles de manera que la cinta sirva como recordatorio eficaz a la hora de entrenar y cómo no para preparar los exámenes.

La visión que nosotros tenemos de las artes marciales filipinas, no es un compendio de técnicas muy elaboradas, pero a la postre ineficaces. Al estudiante se le lleva por tres fases: técnica básica, para que el estudiante desarrolle buena forma, habilidad; ejercicios de fluidez, para que encuentre sus propias soluciones y ejercicios de combate, para que encuentre una aplicación más directa. Luego estaría el sparring o combate libre donde poner en práctica aquello que ha aprendido.

Como producto del trabajo que se ha estado desarrollando en nuestro país, me gustaría felicitar desde aquí a Javier Heras y a Francisco Panadero, por haber conseguido recientemente su certificado de Instructor en el Sistema Warriors Eskrima. Ellos son, aparte de Lázaro y de mí, las dos primeras personas en conseguir el grado de Instructor. Asimismo me gustaría aprovechar la ocasión para animar a todo aquel interesado a practicar eskrima, que dicho sea de paso, es el único arte marcial oriental que ha tenido influencia española.

Francisco J. Gómez

Actualización: este artículo fue escrito hace ya algún tiempo, y desde entonces hasta ahora algunas otras personas han obtenido el título de instructor en el sistema Warriors Eskrima, aparte de Javier Heras y Francisco Panadero. Los interesados en ver el listado de los mismos que están afiliados a la Asociación Española de Eskrimadores pueden consultarlo en la siguiente dirección:

http://www.eskrimadores.es/Warriors/instructores.html

La Eskrima en España y su arraigo en Albacete

por

Francisco J. Gómez

Las artes marciales filipinas, denominadas Kali-Eskrima llegaron a España alrededor del año1985, con lo que tienen un pasado reciente en nuestro país. Llegaron de la mano del que ha sido y aún es a sus más de 65 años, el máximo exponente de esta especialidad en el mundo, Dan Inosanto. El primer seminario se impartió en Valencia organizado por Felipe Mercado, su primer alumno y el primero en ser reconocido como Instructor en España. En 1990 comenzaron a impartirse clases de Kali-Eskrima en Albacete, una de las primeras ciudades en España en impartir esta disciplina junto con Valencia y Madrid, lo que quiere decir que este sofisticado arte marcial filipino lleva en nuestra provincia casi 14 años.
Las artes marciales filipinas se caracterizan, contrariamente a otras disciplinas, por el uso de  las armas desde un primer momento, siendo común el uso de un palo o dos palos cortos (75 cm), palo largo (125 cm), así como cuchillos, espadas, látigos, etc. y también, cómo no, se practica sin armas. El entrenamiento cotidiano reporta grandes beneficios físicos para el practicante puesto que con el uso de las armas se logra una gran coordinación, flexibilidad en brazos y sobre todo muñecas, fortalecimiento de antebrazos, agilidad y fluidez de movimientos.
Las técnicas del Kali-Eskrima son muy sofisticadas, efectivas y además muy vistosas, lo cual sorprende mucho al espectador profano. Este arte marcial tiene una gran variedad de posibilidades pudiendo combinar más de un arma, por ejemplo palo y cuchillo, lo cual varía la coordinación por el uso de un arma larga y otra corta, o el uso del látigo que varía mucho con respecto a las otras armas puesto que se trata de un arma flexible.
En Filipinas existen más de trescientos estilos, cuyas características varían según la zona en la que han sido desarrollados, hay que entender que el archipiélago de las Filipinas está formado por más de 7.000 islas y estas se agrupan en tres grandes sectores, el Norte, destacando la Isla de Luzón, donde se halla Manila, la capital del Estado. El centro, donde se encuentran la mayor concentración de islas mayores como Leyte, Samar, Bohol, Panay, donde se fundó la primera escuela prehispana llamada Bothoan, en la cual ya se enseñaba Kali además de ética, artes curativas, agricultura, etc. En esta zona también se encuentra la isla de Cebú, en la que se halla la mayor concentración de eskrimadores (practicantes de Kali-Eskrima). En el sur, tenemos la isla de Mindanao, famosa actualmente y desafortunadamente por concentrar a los terroristas musulmanes de Abu Sayaf, de los que se dice que tienen conexiones con Al-Qaeda. Debido a tal cantidad de islas en Filipinas hay una gran variedad de cultura y los estilos de artes marciales varían junto con la propia idiosincrasia de las personas que pueblan estos lugares.
En Albacete, la práctica de las Artes Marciales Filipinas se concentra principalmente en Tarazona de La Mancha a cargo del Instructor Lázaro Talaya, y en Albacete capital, cuya difusión se está llevando en el Centro Deportivo y de Relajación Arena, a cargo del Instructor Francisco J. Gómez, pionero de esta disciplina en España, siendo uno de los primeros practicantes en ser nombrado Instructor en nuestro País. Estos dos Instructores están llevando a cabo la difusión del Kali-Eskrima, estilo Warriors Eskrima, un sistema desarrollado en Cebú City por el Gran Maestro Abner Pasa.
El Sistema Warriors Eskrima llegó a Europa de la mano de Krishna Godhania, actual Instructor Jefe para Europa de este sistema y uno de los líderes mundiales de este arte. Krishna Godhania, afincado actualmente en Warwick, Inglaterra, ha impartido numerosos seminarios en España, en ciudades como Madrid o Murcia, en Albacete han sido nada más y nada menos que ocho, uno en Tarazona, otro en La Roda y 6 en Albacete capital, cuyo escenario siempre ha sido el Centro Deportivo y de Relajación Arena.
La práctica de este sistema está siendo actualmente regulada por la Asociación Española de Eskrimadores, con sede central en Albacete, y la difusión está siendo dirigida por los Instructores Francisco J. Gómez y Lázaro Talaya.
Otro sistema de Artes Marciales Filipinas que se puede estudiar aquí en Albacete es Dog Brothers Martial Arts, que es la visión americana del Kali-Eskrima, el líder de este sistema, caracterizado por su gran experiencia en peleas a contacto pleno, es Marc Denny. Marc ha estado viniendo a España desde Los Angeles California, desde 1999 ha impartir su novedosa visión de las Artes Marciales Filipinas y nuevamente ha estado pasando por Albacete siendo, cómo no, el Centro Deportivo y de Relajación Arena testigo de sus seminarios, a los que, al igual que en los de Krishna Godhania, asisten practicantes de toda España y también del extranjero como Suiza o Italia, este año vino un practicante de Rusia.
Francisco J. Gómez también ha desarrollado un sistema de entrenamiento denominado Bothoan Training Method para dirigir la práctica de las artes marciales filipinas y también lo ha aplicado a otros sistemas no filipinos como Jun Fan-Jeet Kune Do y Muay Thai (Boxeo Tailandés).
En el año 2001 se llevaron a cabo, por primera vez en España, los primeros campeonatos nacionales de Kali-Eskrima, en Tarazona de La Mancha, acudiendo competidores de diversas provincias de España, en el que destacaron los competidores de nuestra provincia. Las categorías de este primer campeonato fueron sólo dos, sin distinción de peso. Palo y Doble Palo. En la categoría de palo sencillo destacó Javier Heras, de Tarazona de La Mancha, logrando el primer puesto al deshacerse en la semifinal de su rival procedente de Villarrobledo, que quedaría en tercer lugar. Heras se enfrentaría en la final a Jorge Talaya también de Tarazona, que accedió directamente a la final porque cuando su rival Damián Gutiérrez, de Albacete, digno candidato a la final, se dirigía a competir se lesionó al bajar una escalera, con la natural decepción por no poder competir debido a un accidente tan inoportuno.
La final de Doble Palo la ganaría un representante de Tarrasa, Barcelona, quedando en segundo lugar José Luis Navarro, de Albacete.
El segundo campeonato nacional de Kali-Eskrima en 2002, tuvo tres categorías, Palo, Doble Palo y Palo Largo, volviendo a ganar las tres categorías representantes de nuestra provincia.
Este año se celebró en abril el tercer campeonato, que ahora lleva el nombre de Memorial Antonio Alfonso Tébar, en memoria de nuestro compañero que murió el año pasado víctima del cáncer a una temprana edad. En este campeonato nuevamente volvieron a celebrarse tres categorías, en el palo sencillo en el que los dos finalistas fueron de Albacete, destacó que se alzara con la victoria Damián Gutiérrez, el mismo que se lesionara al bajar una escalera en el primer campeonato. El doble palo fue para Rafael Vila, representante de Valencia y el Palo largo recayó nuevamente en manos de un representante de nuestra provincia, Jorge Talaya de Tarazona de La Mancha.
Todo esto pone de relieve el gran nivel de los practicantes de Kali-Eskrima de nuestra provincia, que en todos los campeonatos se han tenido que medir con representantes de diferentes estilos que se practican en nuestro país, logrando alcanzar las primeras posiciones.
Es nuestro deseo que este arte marcial que está empezando a conocerse en nuestro país siga creciendo, que nuestro deportistas sigan logrando triunfos y que la gente se anime a practicar un bonito y sofisticado arte marcial, por cierto, el único arte marcial oriental que ha tenido influencia española, ya que los españoles estuvimos en Filipinas durante más de trescientos años.

Actualización: es evidente que ha pasado ya algún tiempo desde que se escribió este artículo, pero su caudal informativo y cronológico acerca del devenir de la Eskrima en nuestro país y, muy particularmente, en la provincia de Albacete, hace que consideremos que tiene una relevancia y valor histórico más que sobrados como para figurar con pleno merecimiento en esta sección.

Anuncios